Movimiento Social – Brotsanbert

Desde Brotsanbert seguimos luchando cada día por un cambio en las políticas de drogas… ¿Te unes?

 

Asesoramiento jurídico

1era consulta GRATUITA

Como decía Samora Machel…

“Grandes descubrimientos y mejoras implican invariablemente la cooperación de muchas mentes”

Desde Estudio Jurídico Brotsanbert queremos poner nuestro granito de arena, ayudaros y seguir ofreciéndoos respuestas y soluciones a vuestras dudas y problemas. Entra dentro de nuestra filosofía el compromiso con la ciudadanía y en esta nueva situación que estamos viviendo no iba a ser menos.

¡Aquí estamos para todo lo que necesitéis!

Resolvemos tus dudas

En estas preguntas frecuentes encontrarás respuestas a todo lo relacionado con la situación que estamos viviendo tras la imposición del estado de alarma en el país. Se centran sobre todo en la tesitura en que deja al trabajador y/o a una empresa este momento de confinamiento por el COVID-19.

Si no encuentras la solución a tu problema, puedes contarnos lo que te ocurre rellenando el formulario que encontrarás más abajo, de esta manera podremos darte una respuesta más acorde a tu dilema.

Manos

Soy un/a trabajador/a y la empresa donde trabajo va a cerrar…

¿Me van a despedir?

Efectivamente, una de las principales consecuencias que se derivan del cierre de una empresa es el despido de los trabajadores.

Si bien, a razón del estado de alarma en el que se encuentra actualmente el país, y las inminentes medidas que se están llevando a cabo por las empresas en relación con sus trabajadores, desde Estudio Jurídico Brotsanbert apostamos por no realizar despidos durante este ciclo de excepción, y siempre teniendo presente otras opciones, tales como realizar despidos temporales.

¿Qué tipo de despido sería?

Nos encontraríamos ante un despido objetivo cuando afecta a menos de 6 trabajadores o colectivo cuando son más de 6.

En el caso, de que lo que estés sufriendo sea un despido temporal relacionado con el COVID-19, ya sea por un ERTE por Fuerza Mayor o un ERTE por ETOP, debes de recordar que el RD 8/2020 establece que el desempleo está reconocido a todos los afectados con reposición del tiempo consumido.

¡Atención! El nuevo Real Decreto 9/2020 establece en su artículo 2 que: “La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.”

¿Tengo qué apuntarme al paro?

El/la trabajador/a no tiene que solicitar la prestacion por desempleo pero sí darse de alta en el Servicio de Empleo de la CCAA como demandante de empleo.

El artículo 3 del reciente Real Decreto 9/2020 establece que el procedimiento de reconocimiento de la prestación contributiva por desempleo, para todas las personas afectadas por procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada basados en las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, se iniciará mediante una solicitud colectiva presentada por la empresa ante la entidad gestora de las prestaciones por desempleo, actuando en representación de aquellas.

¿Quién se encarga o gestiona mi situación, la empresa o yo?

Conforme al RD 625/1985 y la Orden ESS/982/2013, de 20 de mayo, la empresa comunica al SEPE la resolución de la autoridad laboral, en el caso de que se trate de un expediente por causa de fuerza mayor, o el contenido de la decisión de suspensión o reducción de jornada a través de certific@2.

¡Ojo! Es importante tener en cuenta que la comunicación debe realizarse “antes de hacerse efectivas las medidas de suspensión del contrato, reducción de jornada o extinción de la relación laboral”

Hay que tener dos en cuenta dos puntualizaciones en cuanto al pago delegado que se recoge en la legislación. En las situaciones de ERTE (por fuerza mayor o por causas ETOP), cuando la medida acordada sea la suspensión del contrato, el pago de la prestación por desempleo se efectuará por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Ahora bien, si la medida adoptada en el ERTE es de reducción de jornada, el pago de la prestación por desempleo parcial se efectuará por la empresa por delegación del SEPE, excepto cuando éste asuma el pago directo o así lo determine la autoridad laboral, cuando la situación económica de la Empresa lo aconseje. En estos casos de pago delegado, las empresas se reintegrarán de las prestaciones que correspondan al SEPE descontándolas del importe de las liquidaciones que han de efectuar para el ingreso de las cuotas de Seguridad Social correspondiente al mismo período al que se refieran las prestaciones abonadas a los trabajadores.

Las oficinas del paro están cerradas, ¿cómo me doy de alta en el paro?

Desde el lunes, 16 de marzo, las Oficinas de Empleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se encuentran cerradas al público. No se puede, por tanto, llevar a cabo trámites de forma presencial, aunque el servicio sigue funcionando, si bien a puerta cerrada.

Según ha aclarado el SEPE, para no perjudicar a los ciudadanos también desde el lunes están interrumpidos los plazos habituales para, por ejemplo, solicitar el paro. Es decir puedes estar tranquilo/a, no se aplica el plazo habitual de 15 días hábiles para solicitar la prestación, que volverán a correr una vez haya terminado el estado de alarma instaurado.

En otras palabras: no importa si te retrasas en la presentación de la solicitud de tu prestación, no perderás días de derecho a paro.

No obstante, para solicitar la prestación, el SEPE ha indicado que se reforzará la atención telefónica y por medios electrónicos para poder realizar todos los trámites relacionados con las prestaciones por desempleo. Excepcionalmente, puntualizan desde el SEPE, se admitirán solicitudes a través de correo electrónico.

Si bien, si te encuentras en situación de desempleo no motivada por un ERTE, puedes solicitar cita previa online, pero que no debes acudir a la oficina de empleo el día que se indique, sino que serán los empleados del SEPE quienes se pongan en contacto contigo. La confirmación de la cita previa llegará por correo electrónico, por lo que deberás facilitar un correo para ello.

Soy trabajador temporal, ¿qué hay de mis días de contrato restantes?

Para resolver adecuadamente la cuestión habría que ver si el contrato temporal tenía una causa justificada o si, como ocurre en ocasiones, era fraudulento y por tanto podría tratarse de una relación laboral indefinida.

Como regla general el contrato temporal puede extinguirse durante la duración del ERTE; en estos casos corresponde a la empresa la comunicación de esa finalización y el trabajador seguiría percibiendo la prestación por desempleo previa comunicación al SEPE de la finalización del contrato.

Ahora bien, tras la publicación del reciente Real Decreto 9/2020 se establece en su artículo 5 la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales.

La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por estas.

Soy un/a trabajador/a y la empresa donde trabajo no va a cerrar…

Mi empresa me obliga a ir a trabajar a pesar del riesgo de contagio ¿puedo negarme?

En principio no, salvo que se considere que existe una situación de riesgo inminente para la salud de los trabajadores y trabajadoras. El artículo 21.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que “el trabajador tendrá derecho a interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo, en caso necesario, cuando considere que dicha actividad entraña un riesgo grave e inminente para su vida o su salud”.

En la situación actual en la que nos encontramos en la que se ha declarado una pandemia mundial como la actual se podría discutir si imponer a los trabajadores a asistir a su puesto de trabajo les pone en peligro o no. Si entre tus planes se encuentra no acudir a trabajar, encomendamos enviar algún tipo de comunicación a la empresa (sugerimos burofax electrónico) haciendo constar al empresario que no va a acudir al centro de trabajo por miedo a sufrir un riesgo grave a su salud y que se pone a su disposición para teletrabajar en el caso de que sea posible. Si el empresario toma algún tipo de represalia recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros por cualquier vía.

Ahora bien, tras la reciente publicación del nuevo Real Decreto 10/2020 de 28 de marzo, en su articulado se establece que todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa las próximas dos semanas, entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril, pero no perderán su salario porque percibirán un permiso retribuido recuperable.

Para consultar las actividades que quedan fuera del permiso retribuido recuperable. Pincha aquí.

Tengo que cuidar de un familiar, ¿cuánto tiempo puedo pedir para ello? ¿La empresa dónde trabajo puede negarse?

El art. 6 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, dispone un derecho a la adaptación y/o reducción de la jornada si concurren circunstancias excepcionales, en los siguientes términos:

  • Para personas trabajadoras que acrediten deberes de cuidado a cónyuge/parejas de hecho, o familiares por consanguinidad hasta segundo grado. ¡OJO! No entra la afinidad, es decir, por ejemplo, el cuidado de tus suegros.

El artículo 6 define las circunstancias excepcionales como:

  • la atención y cuidado directo de esas personas por edad, enfermedad o discapacidad
  • cierre de centros educativos o de otra naturaleza
  • cuando el encargado de la asistencia y cuidado hasta ahora no pudiera seguir haciéndolo por causas relacionadas con el COVID-19

Por lo tanto, en caso de adaptación de la jornada, la empresa y trabajadores deberán intentar buscar un acuerdo referido a distribución del tiempo de trabajo (cambio de turno, alteración de horario, horario flexible, jornada partida o continuada, cambio de centro de trabajo, cambio de funciones, cambio en la forma de prestación del trabajo, incluyendo la prestación de trabajo a distancia, o en cualquier otro cambio…).

Sobre el derecho a la reducción, se rige en principio por el art. 37.6 y 7 ET con la peculiaridad de comunicarse a la empresa con 24 h de antelación, y llegar a un 100% de reducción (deberá estar justificado y ser razonable y proporcionado en atención a la situación de la empresa). En el caso de la reducción del art. 37.6 párrafo segundo (cuidado de familiar), decae el requisito de no desempeñar actividad retribuida.

Me han enviado a casa a trabajar, ¿puedo solicitar reducción de la jornada?

En el nuevo Real Decreto 8/2020, se establecen medidas para favorecer la conciliación laboral, mediante el derecho de los trabajadores por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado a personas dependientes por las circunstancias excepcionales relacionadas con la prevención de la extensión del COVID-19 a acceder a la adaptación o reducción de su jornada, con la consiguiente disminución proporcional del salario.

¿Qué pasa con los días de vacaciones y los días de baja por paternidad o maternidad?

Sobre si tenías solicitadas vacaciones y antes de disfrutarlas ha llegado el estado de alarma, aplicando por analogía el régimen de las incapacidades temporales, si la empresa sigue con su actividad, las vacaciones deben ser disfrutadas y, por lo tanto, contabilizan en el total anual. Si la empresa realiza un ERTE, el contrato queda suspendido, por lo que el periodo no contabiliza como vacaciones.

Es importante tener en cuenta que quienes ya estuvieran disfrutando de una adaptación o reducción podrán renunciar temporalmente o tendrá derecho a que se modifiquen los términos de su disfrute siempre que concurran las circunstancias excepcionales previstas en el Real Decreto 8/2020. La solicitud se limitará al periodo excepcional de duración de la crisis sanitaria y acomodarse a las necesidades concretas de cuidado que debe dispensar la persona trabajadora, debidamente acreditadas, así como a las necesidades de organización de la empresa, presumiéndose que la solicitud está justificada, es razonable y proporcionada salvo prueba en contrario.

En cualquier caso, en casos de incapacidad, excedencia o el período de permiso maternal o paternal las medidas adoptadas por la empresa no le afectarán hasta que presente el alta médica, finalice la excedencia o el período de permiso maternal o paternal.

Soy trabajador por cuenta propia y/o empresario y quiero cesar la actividad…

¿Qué opciones tengo?

Dependiendo de tu circunstancia concreta tendrás un abanico de posibilidades disponibles. Habrá que atenerse al caso concreto.

¿Tengo que seguir pagando la cuota, darme de baja como autónomo?

Durante la percepción de la prestación, la Tesorería General de la Seguridad Social TGSS) no solo no cobrará las cotizaciones, sino que se contabilizará como periodo cotizado.

Si la prestación extraordinaria fuese reconocida por la mutua después de que la TGSS haya hecho el cargo de las cuotas, la TGSS devolverá de oficio las cuotas que hayan ingresado los trabajadores autónomos cuando se superpongan con la prestación extraordinaria por cese de actividad, sin que tengan que solicitarlo, y una vez que se verifique el ingreso de las cuotas y la concesión de la prestación. Aunque también se podrá solicitar la devolución de las mismas a través del Sistema RED.

El trabajador autónomo que suspenda la actividad no estará obligado a tramitar la baja durante el periodo de percepción de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Si la causa del derecho a la prestación es la reducción de la facturación, deberá permanecer de alta en el correspondiente régimen de Seguridad Social.

¿Tengo derecho a algún tipo de ayuda?

Junto con medidas de apoyo al trabajo por cuenta ajena, también se pone el acento en la casuística de los autónomos afectados por la situación actual, creando una prestación extraordinaria por cese de actividad, que cubre la finalización de la actividad provocada por una situación en todo caso involuntaria. Se regula en el art. 17 RDL 8/2002.

Mis clientes no pueden pagarme las facturas pendientes y no puedo hacer frente a mis responsabilidades con hacienda y seguridad social ¿qué puedo hacer?

Podrá solicitar un aplazamiento o fraccionamiento ante el organismo público pertinente, quien atendiendo a sus circunstancias concretas le otorgará una resolución al respecto.

Tenemos varios empleados de baja por enfermedad y maternidad, ¿se les puede aplicar un erte a ellos también?

En casos de incapacidad, excedencia o el período de permiso maternal o paternal las medidas adoptadas por la empresa no le afectarán hasta que presente el alta médica, finalice la excedencia o el período de permiso maternal o paternal.

Aunque en principio no hay riesgo de contagio en mi empresa quiero cesar la actividad por responsabilidad social, ¿cuál es la mejor forma?

Conforme al art. 23 RDL 8/2020, en los supuestos que se decida por la empresa la suspensión de contrato o reducción de la jornada por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción relacionadas con el COVID-19, se aplicarán las siguientes especialidades sobre el procedimiento del art. 47.1.2 y 4 y título I, capítulo II RD 1483/2012 (arts. 16 y ss.)

¿Existe algún plazo de tiempo para la solicitud de ayudas?

En el caso de los autónomos cuyo negocio se ha visto obligado a cerrar por la declaración del estado de alarma desde la entrada en vigor del decreto, es decir, desde el 18 de marzo. En el caso de los que tienen que presentar documentación acreditativa de la caída de facturación mensual, desde el momento en que puedan presentar dicha documentación. La vigencia de la prestación, y el correspondiente plazo de solicitud, se prolonga hasta el 30 de abril tras la nueva prórroga del Estado de Alarma.

Es decir, se puede presentar la solicitud desde el pasado 18 de marzo, con la entrada en vigor de la medida, aunque se reconocerá el derecho desde el día 14 de marzo, fecha de la declaración del estado de alarma.

El plazo para solicitarla prestación es de un mes (hasta el 30 de abril) desde la entrada en vigor.

¿Puedo obligar a mis trabajadores a consumir sus días de vacaciones?

No, esa opción es ilegal. El artículo 38.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que “el período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones”. Por lo que, se debe de pactar entre las partes, en caso alguno se debe de imponer.

Soy trabajador por cuenta propia y/o empresario y NO quiero cesar la actividad…

Mi actividad ha caído mucho, pero no quiero cerrar, ¿puedo aplicar un erte a sólo una parte de la plantilla?

Sí, se puede realizar un ERTE a una parte de la plantilla.

No puedo hacer frente a las facturas de mis proveedores por impagos de mis clientes, ¿qué hago? ¿Qué pasará con esas facturas?

Por desgracia en estas situaciones las insolvencias empresariales están a la orden del día, si bien, nada te exime de tus obligaciones, por lo que le instamos a intentar llegar a un acuerdo con sus proveedores.

Hemos enviado a casa a todos los trabajadores, ¿deben seguir registrando sus horas de trabajo?

Ante la nueva redacción del art. 39.4 ET, con aplicación de 12 de mayo de 2019, la obligación de registro de jornada afecta a todos los trabajadores. El control del tiempo de trabajo es responsabilidad de la empresa que debe registrar la jornada del trabajador. El método de registro queda a elección de las entidades, respetando lo establecido en negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, mediante decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa.

Ante el nuevo criterio las empresas podrán utilizar sistemas manuales, analógicos o digitales, como el registro de encendido y apagado del dispositivo informático utilizado, cronometrar la actividad real del trabajador, inserción manual del propio trabajador de los datos de su jornada correspondientes, etc. Todos los métodos que resulten fiables y se gestionen de modo objetivo resultarán válidos.

Ha habido un posible caso de infección en la plantilla, ¿estamos obligados a informar al resto del equipo? ¿Qué protocolo hay que seguir en caso de confirmación de contagio entre algún miembro del equipo?

Ante un posible contacto con un caso probable sintomático/confirmado por COVID-19, la empresa establecerá el listado de trabajadores que hayan tenido contacto con el caso. Para ello, es importante saber de cada contacto el tiempo de exposición y la distancia que han mantenido con el contacto.

El protocolo es el siguiente:

  • Contacto estrecho con caso probable o confirmado (cualquier trabajador en contacto con un caso probable o confirmado sintomático y/o que esté en el mismo lugar a una distancia menor de dos metros)
    • Alto riesgo:
      • Exposición mayor a 15 minutos, a menos de dos metros, con contacto con secreciones, aerosoles…
      • Aislamiento preventivo domiciliario durante 14 días posteriores al último contacto.
      • Vigilancia activa de síntomas: medidas higiénicas, autocontrol de temperatura mañana y tarde (Tª no superior a 37,8) y control de síntomas respiratorios.
      • En caso de aparición de estos síntomas contacto con el 112.
    • Bajo riesgo:
      • Exposición menor a 15 minutos y/o a más de dos metros de distancia del contacto.
      • Vida normal
      • Vigilancia activa de síntomas: medidas higiénicas, autocontrol de temperatura mañana y tarde (Tª no superior a 37,8) y control de síntomas respiratorios.
      • En caso de aparición de estos síntomas, autoaislamiento domiciliario y contacto con el 112.
  • Contacto casual con caso probable o confirmado (sin atención directa al público, o a más de dos metros de distancia o con medidas de protección colectiva que eviten el contacto)
    • Vida normal.
    • Vigilancia pasiva: medidas higiénicas, vigilar tos, fiebre (Tª superior a 37,8) y dificultad respiratoria.
    • En caso de aparición de estos síntomas, autoaislamiento domiciliario y contacto con el 112.
Comunicación

Cuéntanos tu caso

Si tu situación requiere de una respuesta más concreta y personalizada, escríbenos sin compromiso y dinos lo que te ocurre. Nos pondremos a trabajar lo más rápido posible para darte una respuesta.

*1era consulta GRATUITA a través del siguiente formulario. Para consultas siguientes o para aquellos casos en los que haya que profundizar con el envío de documentos y/o con reuiniones vía telefónica o Sype tendrá un coste bonificado de tan sólo 35€+IVA

Llámanos

Información básica sobre protección de datos personales

Responsable del tratamiento: ESTUDIO JURÍDICO BROTONS ALBERT S.L.P.
Finalidad: Prestación del servicio solicitado.
Derechos: Acceso, Rectificación, Supresión, Limitación, Oposición y Portabilidad.