Movimiento Social – Brotsanbert

Desde Brotsanbert seguimos luchando cada día por un cambio en las políticas de drogas… ¿Te unes?

 

¿Cuántas plantas puedo tener?

plantas cannabis

¿Cuántas plantas puedo tener?

LA PREGUNTA DE SIEMPRE ¿CUÁNTAS PLANTAS PUEDO TENER?

En el presente artículo, vamos a intentar dar una respuesta clarificadora a la pregunta más usual de los cultivadores de cannabis y que es el título de este artículo. Este tema, por lógica ha sido uno de los más tratados en las secciones de derecho de las revistas antiprohibicionistas cannábicas, con más o menos acierto, teniendo en cuenta el público al que va dirigido y el lenguaje utilizado. Independientemente, de esto, vamos a tratar de mostrar nuestro modesto conocimiento sobre la cuestión, a través de una explicación sistemática sobre los elementos que influyen en el número de plantas que un cultivador puede tener. En otro orden de cosas, también comentaremos algún avance que se ha dado en la lucha particular de algún consumidor contra el maldito artículo 36.16 de la ahora también conocida como “ley mordaza”.

Leer más

Ambigüedad de la ley.

Tres cosas se han de tener en cuenta, para poder acercarnos a la respuesta correcta. Y, digo acercarnos, pues la ley, como la mayoría sabréis, no habla de un número exacto de plantas permitidas y que a partir del mismo el cultivo esta castigado por la ley. Dicho esto, que es lo primero que se debe saber, pasamos a lo segundo. En segundo lugar, expresar, que el artículo 368 del Código Penal contiene lo que se conoce como un delito de peligro abstracto, lo que viene a decir, de forma resumida que no hace falta que a una persona la pillen vendiendo para que pueda ser castigado por la ley.

Consecuencia del último elemento a tener en cuenta citado, en tercer lugar, necesitamos conocer que en buena lógica el juez valora si la tenencia de las plantas lo es para su posterior venta o para el consumo personal o compartido de las mismas. Esta valoración la hace a través de determinados elementos que concurren en el caso concreto. Haremos un pequeño repaso de los elementos que la Jurisprudencia (los jueces) tiene en cuenta para valorar si una persona tiene sus plantas para traficar o para consumo, imaginándonos una balanza en donde el juez sopesa ambos y, a partir de cuya operación da un veredicto.

Los jueces en sus sentencias valoran si la cantidad de cannabis es acorde al consumo de la persona en concreto, si existen merodeo de personas en el lugar, si existe un nivel de vida superior al que por lógica tendría por sus “ingresos legales”, asimismo también es tenido en cuenta de una forma positiva por los jueces el que una persona pertenezca a una asociación dado que hace pública su relación con el cannabis signo indiciario que no se tráfica,  si existen útiles necesarios para dividir el cannabis, como puede ser una balanza, principalmente de precisión, bolsitas para dividir el cannabis. También se tienen en consideración otros datos que hacen pensar con un traficante o con un consumidor como el hecho de no poner pegas en el registro, la afición a la planta en si por la profesión del cultivador…todos ellos ya elementos secundarios muy concretos valorados en cada caso. Llegados a este punto hemos de decir que también una persona puede tener, por ejemplo, elementos para dividir las distintas clases de cannabis, para pesar su dosis, el merodeo de gente se debe a que es un lugar donde se reune un grupo de amigos… todo lo que se debería intentar demostrar en el caso que se dé esa circunstancia por la persona o personas afectadas.

Ambigüedad de la respuesta.

Por tanto, el número de plantas tan solo es un indicio a tener cuenta en la determinación del castigo. Así existen casos en donde una persona ha sido castigada con una planta y otras en donde una plantación de 50 plantas ha sido considerado para consumo. Y, no influye tanto el número de plantas como el peso. En este sentido, se ha de introducir una nueva valoración que el juez va ha tener en cuenta en su decisión. Esto es, el juez va a enjuiciar, o se le tiene que mostrar que enjuicie una conjunción de elementos (todo ello aislando el indicio de la cantidad de cannabis con la dificultad que eso conlleva, por que en la valoración subjetiva del juez suele tener cabida la combinación de los distintos elementos en juego) como son la cantidad de marihuana encontrada, el consumo que se realiza por parte de la persona y el tiempo para el cual esa persona tiene ese cannabis.

En conclusión, por desgracia no podemos decir que un número determinado de plantas es el legal, debiendo cada persona hacer una valoración de lo que consume y de lo que va a sacar con su plantación. En este sentido, aconsejamos que se calcule lo que uno va a consumir y se haga una plantación acorde con estos datos, teniendo en cuenta que si planta en interior el tiempo para el que necesita el cannabis va a ser menor. Siendo así casi con seguridad las consecuencias penales serán una absolución. En el cálculo de estos números, dejo el dato que el Tribunal Supremo ha admitido consumos de hasta 20 gramos diarios.

Sanciones por tenencia.

Pese a todo, lo referido hasta el momento se refiere únicamente a las consecuencias penales por la tenencia de una o varias plantas, ello sin tener en cuenta que la administración puede en sus funciones sancionadoras en aplicación de los artículos 36.16, 36.17 o 36.18 de la nueva Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, aplicar sanciones por la incautación de una pequeña cantidad de sustancia. En otras palabras, que pese a que no nos condenen por tráfico de drogas en vía penal,  nos pueden imponer como multa económica, no solo por tener una plata o dos, sino solamente por el hecho de llevar en el bolsillo por la calle apenas un gramo de cánnabis, por cultivar una planta en un balcón a la vista del público o por llevar a una persona enferma en nuestro coche a recoger una parte de su dosis para tener una mejor calidad de vida o paliar los efectos de un posible tratamiento por alguna enfermedad.

En posteriores artículos analizaremos de forma más detallada este tipo de sanciones, los pormenores de las mismas y la manera de intentar recurrirlas, pero pese a todo, lo que pretendemos con esta pequeña aportación es manifestar que no confiéis en  ideas prestablecidas, legalmente no hay ninguna norma o ley que nos permita tener ni tan solo una planta.

Equipo de Redacción.

Estudio Jurídico BROTSANBERT.

Banner servicios
Despacho Brostanbert
Despacho Brostanbert
perea.pinoso@gmail.com
Sin comentarios

Dejar un comentario